¿Por qué elegir entre el fondant de un delicioso brownie de chocolate salpicado de nueces crocantes y la masa crujiente de una cookie con pepitas de chocolate? Para las frías noches quiteñas te traemos una receta híbrida entre el brownie y las cookies: ¡los brookies! Cuidado porque la tasa de adicción a este postre es muy alta.

¿Te gusta hacer brownies porque llevan fondant y chocolate, y porque pueden ser crocantes si les pones nueces? ¿También te gusta hornear cookies, esas galletitas tan crujientes y sabrosas? Y es que es un verdadero deleite cuando uno se encuentra una de esas pepitas de chocolate. Entonces, ¿por qué no mezclar estos dos postres?

Desde hace algunos años, las recetas pasteleras híbridas están en auge, sobre todo en los restaurantes aburguesados y en las portadas de las revistas de moda y comida. Ya salieron el Cronut (croissant + brownie) y el Townie (Torta + brownie)… ¡y parece que esto no tiene fin! Pero si prefieres empezar por algo más “clásico” en ese género y no tienes remordimientos en degustar algo más calórico, entonces te recomendamos el Brookie (brownie + cookie).

Los Brookies pueden adoptar varias formas:

– Una capa de brownies y una capa de cookies
– Cookies rellenas de brownie
– Muffins mitad brownie mitad cookie
– Cookies chocolatadas al estilo brownie

La más adictiva, según nosotros, es la versión de brownie recubierta de una capa de cookies. Puedes mezclar tus recetas favoritas de brownie y de cookies, o seguir la siguiente receta:

Para ocho golosos:

Ingredientes para el brownie:

  • 75 gramos de harina
  • 100 gramos de azúcar
  • 70 gramos de mantequilla semi-salada
  • 2 huevos
  • 125 gramos de chocolate
  • 50 gramos de nuez

Ingredientes para la Cookie:

  • 160 gramos de harina
  • 1 cucharadita de café de levadura artificial (química)
  • 130 gramos de azúcar
  • 120 gramos de mantequilla semi-salada
  • 1 huevo
  • 11 gramos de chocolate negro

Parte 1, el brownie:

Precalienta el horno a 180ºC. Mientras tanto, funde el chocolate y la mantequilla con la técnica de baño maría (en un frasco en agua caliente), retira del fuego y añade azúcar y los huevos, bate hasta obtener una mezcla homogénea y añade la harina y la nuez troceada. Vierte la mezcla en un molde cuadrado.

Parte 2, la cookie:

bate energéticamente la mantequilla y el azúcar, añade el huevo. Vierte luego la harina, la levadura y el chocolate troceado o hecho pepitas. Mezcla ligeramente y añade esta masa sobre la base de brownie.

Pon todo al horno durante 20 a 30 minutos según la potencia del horno y listo, ¡a disfrutar de la nueva creación! Seguro dejarás a tus amigos boquiabiertos.