Pop cake, mug cake, push cake… son pasteles que seguro aún no te suenan. Sin embargo, ya están en la blogosfera y en las redes sociales desde hace más de un año.

El push cake

¡Otro pastel más que viene de Nueva York! Y es que la ciudad más cosmopolita del mundo no para de innovar en materia de pastelería. El “pastel que crece” se presenta bajo la forma de un cilindro transparente fijado sobre un palito, tipo helado de paila, para degustarlo poco a poco. Se compone de capas de textura y de colores diferentes (crema pastelera, mousse, gelatina). Fácil de preparar y de transportar.

El mug cake

El concepto de mug cake, originario de les Estados-Unidos (nuevamente), es simple: hornear un pastel individual… en un micro-ondas. Preparado directamente en una tasa, esta pequeña golosina hecha en tiempo récord (cinco minutos) presenta la ventaja de que no ensucia mucha vajilla. Una gran oportunidad para los golosos perezosos.

El cake pop

En boga en los Estados-Unidos desde el año 2011, este “pastel chupete” es una bola de masa picada sobre un palito. Muy fácil de elaborar ya que sólo hace falta aplastarla bien y mezclar las migas con queso blanco y jalea de frutas para obtener una masa uniforme a la cual se le da luego una forma redonda. Se le clava un palito y se la moja en un glaseado. Se la decora eventualmente con coco u otros dulces.

El pastel mágico

Es un pastel “tres en uno”, hecho a partir de una masa tipo crepe, formado con una capa tipo flan, otra de crema pastelera y otra de bizcocho genovés. Es una de las últimas tendencias para los más golosos, ha encontrado una excelente acogida en el medio.

El angel cake

Inventado en Los Angeles en los años 30 y adulado por los japoneses, el angel cake es un pastel muy liviano, un mix entre merengue y bizcocho genovés, casi desprovisto de materias grasas, contiene sin embargo mucho azúcar. La particularidad de este pastel reside en su volumen obtenido gracias a claras de huevo montadas a punto de nieve y por su forma redondita con una cavidad en su interior que permite decorar con una guarnición de crema untuosa con base de chantilly.