Todo parece indicar que este 2016 será el año de los postres sin artificios

Siguiendo el camino trazado el año pasado, los pasteles de bodas se alejan cada vez más de la pomposidad de antaño, de pisos y pisos de azúcar adornados por crema pastelera desbordante. Los naked cakes se mantienen como los grandes referentes en las bodas de este año, son tortas sin glaseado (sin merengue, fondant, azúcar glas o crema) decoradas con frutos rojos y flores.

En los naked cakes se deja a veces incluso al descubierto el interior de la masa del pastel, priorizando siempre una guarnición que tiende a asemejarse cada vez más al estilo campestre: los frutos rojos y las flores son silvestres, o al menos intentan serlo. Este toque casero bohemio (en algunas bodas de famosos se ha dado el caso de pasteles elaborados por un familiar de los novios) quiere ponerle un ambiente romántico irresistible a la celebración de tu matrimonio.

Te dejamos con unas fotos que ilustran mejor todo lo descrito anteriormente, podrás observar las flores, los frutos rojos y la masa “al aire”: son los tres elementos más característicos de estos pasteles de boda en boga.